Consejos para cuidar los frenos del coche

Conocer algunos consejos para cuidar los frenos del coche siempre es de gran ayuda. Es uno de tus mejores aliados en tu seguridad dentro del vehículo: frenar a tiempo ante cualquier imprevisto salva vidas.

Consejos para cuidar los frenos del coche

A continuación te vamos a dar una serie de pautas para garantizar una larga vida útil de los frenos y para que puedas estar pendiente en el caso de que detectes que necesita mantenimiento.

Pautas para mantener en buen estado los frenos del vehículo

El sistema de frenado es un mecanismo vital para tu vehículo, pero al mismo tiempo es uno de los más expuestos continuamente por su evidente uso. Por eso es primordial seguir una serie de consejos para, en cierta medida, conseguir mantenerlos en buen estado.

Pastillas de freno y discos de calidad

Las pastillas de freno y discos de tu coche son los elementos principales que forman este sistema. De hecho tienen una vida limitada y es necesario sustituirlos antes de que lleguen al límite de desgaste. Pero asegúrate en tu taller que están instaladas pastillas homologadas y de calidad en tu coche.

Es fundamental ya que su labor, como sabrás, es la de que los frenos respondan con la máxima rapidez y garantía. Por ello, si el disco se agrieta o las pastillas complican la eficacia de la acción, estarás poniendo en peligro la vida de todos. Debes vigilar en tu taller que den siempre las máximas prestaciones y que estén correctamente ajustados.

Conducción adecuada de tu vehículo

Cuando se habla de cómo conducir bien tu coche surgen una serie de dudas al respecto. ¿Es mejor usar el punto muerto en las cuestas que frenar? ¿Sufre más el coche si conduzco rápido o despacio?

Te podemos asegurar que, en cuanto a los frenos, basta con realizar una conducción eficiente. Por ejemplo, no abusar de ellos o no usarlos de manera brusca. De lo contrario deberás revisarlos más a menudo de lo que te gustaría. Hasta podrás ahorrar combustible conduciendo con un estilo más cuidado en el asfalto.

Circular por tramos o vías adecuadas

El terreno por el que circulas con tu vehículo también influye directamente en la vida útil del sistema. Experimentará un mayor desgaste si se circula de forma más asidua por zonas urbanas con mucha pendiente o zonas montañosas que por autovías o caminos llanos.

Por eso, si quieres mantener un buen estado durante más tiempo deberás vigilar el estilo de tramos por los que circulas. El desgaste sufrido está directamente relacionado con las vías, por lo que si no te queda más remedio que transitar por áreas así, sé consecuente.

Causas para revisar el mantenimiento del sistema de frenado

De entre los consejos para cuidar los frenos del coche también es recomendable atender a las respuestas de nuestro vehículo. Muchas veces no basta con ser responsables en la carretera o prudentes en nuestra conducción.

Al final, el desgaste es inevitable. Por eso presta atención a estas situaciones que te indican que ha llegado el momento del mantenimiento del sistema de frenado.

Periodo de tiempo

Si, por ejemplo, no sabes cuándo cambiar las pastillas de freno, o tienes dudas de cuándo revisar el sistema de frenado, se suele dar una estimación para éste último de hacerlo cada 10.000 km y en último caso antes de llegar a 20.000.

Todo esto, evidentemente, puede variar según distintos factores. Para ello influye desde el propio vehículo hasta el estilo de conducción, terreno, etc. Lo mejor para ello es que acudas a tu taller mecánico de confianza y te lo revisen.

Anomalías de frenado

¿Has notado que al frenar, por ejemplo, la distancia de detención no es la misma que solía ser? ¿O que el pedal de freno está excesivamente duro o se hunde fácilmente?

Todo esto son distintas situaciones que no son las habituales en un coche que se encuentre en buen estado. Esto perjudica a la seguridad de todos los conductores. Y debes estar preparado por si surgen determinadas anomalías:

-Pedal de freno se hunde con demasiada facilidad: puede significar varias cosas, desde que las pastillas tengan demasiado desgaste hasta que falte líquido o esté sucio. Incluso que puedan existir determinadas fugas en el circuito.

-Pedal demasiado duro: lo más seguro es que las pastillas o los discos se encuentren rotos. Si tienes que ejercer más presión de la normal, debes revisarlo sin excusas.

-Vibración cuando pisas el freno: puede deberse a que algún elemento esté dañado. No obstante, en este caso también es probable que las ruedas puedan tener algún desequilibrio. Recuerda que es importante mantener un correcto equilibrado de ruedas del coche.

Ruido que chirría al frenar: nuestra recomendación es que también lo revises, aunque si has cambiado hace poco tus pastillas de freno, este supuesto entra dentro de lo normal.

Sistemas de aviso

Actualmente existen modelos de coches que cuentan con un avanzado sistema de avisos en su panel de control interior. Entre otras situaciones, nos advertirán que el sistema de frenado no funciona de manera correcta.

Puede deberse a los discos, al líquido de frenos… en cualquiera de los casos, es una excelente manera de conocer el estado del sistema. Y, ya de paso, de recordarnos que es la hora de visitar el taller.

Revisa tu coche con frecuencia para cuidar todos sus elementos

Además de estos consejos para cuidar los frenos del coche, no debes olvidar que el vehículo tiene que mantener todos los elementos en buen estado. De lo contrario, a la larga, podría perjudicar a distintos mecanismos del sistema.

Además, no solo importa disponer de un buen sistema de frenado, sino también de buenos neumáticos. Recuerda que en el caso de que necesites comprar neumáticos online lo podrás encontrar con nosotros.

Pásate por tu taller mecánico más cercano y revisa tu sistema de frenado