Consejos sobre cómo conducir bien tu coche

El hecho de saber cómo conducir bien no es un concepto tan cerrado como se puede llegar a pensar. Esto supone tener en cuenta una serie de factores, tanto técnicos como previsores, que influyen en la seguridad propia y por supuesto en ajena. Asuntos importantes como qué hacer antes de iniciar la marcha y precauciones a tomar en conducción. Todo ello ayuda a que conducir bien no se resuma solamente en un solo asunto.

Por eso, te vamos a dar unas pautas generales en varios aspectos sobre la conducción correcta del vehículo. Es algo muy sencillo de realizar y que repercutirá positivamente en todo lo que nos rodea, bien sea en nosotros mismos, quienes viajan con nosotros y hasta en nuestro propio vehículo.

Precauciones antes de iniciar la marcha

Para saber cómo conducir bien, como ya hemos indicado, supone prestar atención a varias actuaciones. No solamente aborda el hecho de adelantar correctamente, por ejemplo. Se empieza conduciendo bien incluso antes de comenzar la marcha.

Momentos previos a arrancar tu vehículo ya predispones un correcto uso del coche y de buenos hábitos en carretera. Por ejemplo, escogiendo y siendo previsor en tu ruta. Desde la DGT puedes consultar en todo momento una serie de recomendaciones para los próximos días a tu viaje , avisando por ejemplo de posibles retenciones. No obstante, hay ciertos aspectos genéricos que hay que tener en cuenta antes de iniciar la marcha.

Posición y preparación adecuada

Esto incluye algo más que  acomodar el asiento a la posición del conductor para que llegue bien a los pedales. También tiene en cuenta que el espejo retrovisor y los laterales estén correctamente colocados, y así ser visibles en su ángulo perfecto desde la situación del asiento regulable. Tener la preparación adecuada incluye, por supuesto, el uso del cinturón de seguridad.

Buen estado de los neumáticos

Hay más cosas además de vigilar que se encuentren en buen estado. Por ejemplo, que su dibujo no esté desgastado. Además, es importante que tengan la presión adecuada. Si todavía no estás muy enterado sobre ello, aquí te dejamos unos consejos para revisar la presión de los neumáticos .

Nivel del depósito

Algo que resulta tan obvio como fundamental. Hay que saber si el nivel del depósito es el suficiente para realizar el trayecto. Además, siempre viene bien escoger el que menos pueda contaminar, y si es eficiente en función del vehículo que se conduce.

Conductor despejado y tranquilo

Usar un carácter agresivo al volante nunca es acertado, ni para quienes te rodean en la vía, ni para ti ni la durabilidad de tu vehículo. Antes de salir a circular con el coche, siempre es recomendable que el conductor se encuentre lo más relajado y despejado posible. Las bebidas azucaradas refrescantes te mantienen fresco, atento y despierto. Conducir relajado y sin tensiones contribuye a una conducción que no sea temeraria. Son las mejores medidas para conducir con un temperamento suave.

Claves para conducir correctamente durante el trayecto

Es evidente que, aunque nos preparemos, durante el trayecto pueden surgir obstáculos, inconvenientes o distracciones. Por eso se necesita conocer los consejos básicos para prevenir todo tipo de accidente. Por supuesto, siempre teniendo presente el Reglamento General de Circulación. Cumpliendo estos pasos nos aseguraremos de saber cómo conducir bien nuestro vehículo.

Señalizar debidamente y con tiempo cada acción

Fundamental señalizar con los intermitentes para avisar de cada acción de adelantamiento y así prevenir accidentes. Además, hay que hacerlo con el tiempo suficiente para que te puedan ver y para que dispongas de los segundos suficientes para realizarlo sin ningún riesgo.

Prestar atención a lo que te rodea

Desde señales verticales y horizontales, pasando por entorno muy concreto. Animales en carretera, niños en entornos escolares, y hasta los Paneles de Mensaje Variable (PMV). Todo es importante para mantener la atención, y esto incluye eliminar toda tarea secundaria, como hablar por el móvil, comer, fumar, etc.

Anticiparse a lo que sucede

Este es un detalle que muestra muy bien quién conoce cómo conducir bien.  Además, también está muy relacionado con prestar atención. Si se visualiza correctamente la carretera o el tráfico, se podrá actuar a tiempo ante un posible accidente u obstáculo inesperado.

Facilitar el tránsito

Esto también evita atascos y, por tanto, posibles retenciones y accidentes. Si se circula a una velocidad más lenta de lo normal, por ejemplo, se debe permanecer en el carril derecho, dejando libre el izquierdo para adelantamientos. Todo con la intención de que todos podamos circular de la mejor manera posible.

Mantener la distancia

Especialmente cuando hay tráfico, bien sea en vías urbanas o interurbanas. En las urbanas un semáforo o cualquier frenazo inesperado pueden provocarnos un choque. En las interurbanas, cuanto mayor es la velocidad, más cauto todavía hay que ser con respecto a los vehículos que circulan alrededor de nosotros.

Haz una revisión de tu coche con frecuencia

Es indispensable realizar una revisión periódica de tu coche, además de seguir estos consejos para mantener el coche y tu seguridad siempre a punto. Existen ciertos elementos del vehículo expuestos a mayor desgaste que otros. Aunque se esté cuidando con una conducción responsable, es inevitable que algunos de ellos vayan perdiendo eficiencia. Hay que hacer todo lo posible por minimizar los factores que no dependan exclusivamente del conductor.

Por eso, para esta revisión y especialmente ante los viajes largos, lo más recomendable es acudir a un taller de confianza. Si no sabes a cuál, aquí te dejamos unos consejos sobre cómo elegir taller mecánico.

Esperemos que después de todas estas pautas hayas aprendido un poco más acerca de cómo conducir bien tu vehículo.

En Sadeco somos especialistas en neumáticos. Además realizamos todo tipo de revisiones para tu coche, mecánica rápida y cambio de aceite entre otros muchos servicios. No dudes visitarnos.