Cómo ahorrar combustible conduciendo

Saber cómo ahorrar combustible conduciendo es una de las mejores formas de mejorar la situación económica de nuestra cartera y el estado mecánico de nuestro vehículo. No solamente se trata de prolongar el tiempo hasta que llenemos el depósito. También es beneficioso para nuestro coche, puesto que se trata de pautas que no lo dañan y mejoran nuestra conducción.

Por eso es necesario tener unas pautas claras para que el consumo de tu vehículo sea el justo y el adecuado. Notarás que no tienes que rellenar tanto el depósito y además los elementos de tu coche durarán más. Por no hablar de que lo notarás en tu economía. A continuación te damos una serie de trucos sobre cómo ahorrar combustible conduciendo.

Consejos para ahorrar combustible con las marchas

El uso de marchas de nuestro coche será un factor diferencial para ello. Bien sea en la ciudad o en carretera, y salvo que se trata de un coche automático, saber usar las marchas va a permitir un menor gasto de manera considerable.

Para ahorrar combustible es recomendable seguir una serie de pasos, especialmente si se trata de distancias cortas durante nuestro trayecto compuesta de continuas paradas en ruta.

En subida y en bajada

Se aconseja retrasar la reducción de marcha en el mismo tramo de la subida, en lo que a su vez se pisa el acelerador. Con esto se busca que se emplee solamente la potencia necesaria, sin pasarse o sin que al motor le cueste.

Por otra parte, es mejor circular en la marcha más larga que sea posible durante las bajadas. Es decir, efectuar el cambio a revoluciones más bajas. Esto también permite avanzar utilizando, realmente, el rodaje por inercia.

Bajas revoluciones para cambiar de marchas

En general, tal y como aconseja RACE, lo normal en un coche diésel es cambiar de marcha entre 1.500 y 2.500 revoluciones por minuto como máximo. Es decir, tercera velocidad a partir de 30 km/h (primera para arrancar y segunda para avanzar), cuarta a 40 km/h y la quinta a 50km/h. Esto supone fundamentalmente usar las marchas largas.

Lograr una velocidad constante

Dentro de lo posible, mantener una misma velocidad uniforme ayudará a que el gasto será menor. Esto está directamente relacionado con evitar acelerones y frenazos. De hecho, en ciudad se produce un mayor consumo que dentro de la red de carreteras en España, puesto que al salir de la propia ciudad se mantiene un ritmo constante durante todo el recorrido.

Ahorrar combustible con coche automático

En ese caso, la solución es bien sencilla. Simplemente deja que sea el propio vehículo el que aplique el sistema de marchas, ya que conseguirá siempre permanecer en la óptima y así conseguir el ahorro deseado. Salvo que quieras realizar un adelantamiento muy concreto o en una pendiente pronunciada, lo mejor es dejar que el coche automático haga su trabajo.

Cómo reducir el consumo de gasolina en carretera

A mayores, al realizar desplazamientos de mayor trayecto, podemos aplicar otra serie de consejos para conseguir este beneficio. Además de aplicar los de ciudad, podemos prestar atención a otras pautas. Así lograremos ahorrar combustible al conducir en viajes largos también.

Dónde se debe llevar el equipaje en viajes largos

El exceso de carga siempre va a llevar consigo un mayor gasto y consumo. A mayor peso, mayor fuerza y potencia requiere tu coche. No obstante, debe repartirse de manera equitativa en el maletero, en caso de bolsas o mochilas.

De esa manera el peso estará repartido y el vehículo estará equilibrado en su carga. De lo contrario, además, afectaría a una menor estabilidad. Por no hablar de que la distancia de frenada, además de ser mayor, sería más irregular si no se lleva el peso bien repartido.

Ahorra combustible con el aire acondicionado

El excesivo uso del aire acondicionado al conducir consume más combustible en tu coche, es un hecho. Parece algo que, a priori, no tiene mucho sentido. Sin embargo párate a pensar: para que el aire funcione, necesita potencia. Una potencia que también requiere el motor, por lo que trabajará más para mantener la velocidad.

Por eso, recomendamos que nunca se ponga a la máxima potencia, que varíes de vez en cuando entre aire caliente-frío y que conduzcas con la ventanilla bajada al principio mientras tienes puesto el climatizador. De hecho, en ciudad, es casi mejor conducir con la ventanilla bajada si es posible.

Ahorra con los mejores precios en mantenimiento

Además de estas importantes pautas sobre el combustible, es importante adquirir buenos hábitos al volante. Siempre viene bien tomar en cuenta algunos consejos para conducir bien tu coche, de manera que prolongues su vida útil y la de sus elementos. No solamente es importante el apartado técnico, sino también emplear de manera correcta los elementos del vehículo.

Si quieres ahorrar más en tu coche, en Grupo Sadeco disponemos de varios talleres en los que puedes revisar tu automóvil con total garantías y confianza. Y si lo que buscas son especialistas en neumáticos y mecánica rápida, no dudes en acudir a nosotros.