Necesito cambio de aceite ¿Cuál es el aceite para coches mas adecuado?

Si queremos que nuestro motor funcione correctamente durante toda su vida útil, la cuestión más importante a tener en cuenta es un correcto mantenimiento del aceite para coches debido a tres factores principalmente:

  • Lubrica los componentes y reduce su rozamiento, con lo que mejora su funcionamiento y evita que se desgasten las piezas.
  • Refrigera los componentes debido a que al reducir el rozamiento, las piezas no generan tanta fricción y con ello se evitan elevadas temperaturas que estropearían el motor.
  • Limpia y protege el motor. El aceite cubre los componentes del motor en aceite con lo que se evita la corrosión, mientras que la suciedad que se genere dentro del motor (virutas metálicas) se verá arrastrada por el aceite para ser luego filtrada por el filtro para aceite. Consiguiendo un motor limpio y duradero.

Aceite para coches

Dada la importancia del aceite para coches en el motor, normalmente se recomienda que se haga un cambio de aceite cada año aproximadamente. Aunque si queremos ser más precisos, deberíamos medirlo más bien por el kilometraje. Con lo que, por norma general, se debería de cambiar un aceite mineral cada 5.000 kilómetros y un aceite sintético cada 20.000 kilómetros.

Ahora bien, a la hora de comprar aceite para coches, nos encontramos con muchas variedades y con una serie de numeraciones que a lo mejor no entendemos bien. Por eso, vamos a explicarte cómo elegir un buen aceite para tu motor.

Tipos de aceite para coches
¿Aceite mineral o aceite sintético?

Existen muchas variedades de aceite, pero si nos ceñimos a las principales, obtenemos tres tipos de aceite principales: el aceite mineral, el aceite semisintético y los aceites sintéticos.

Dependiendo del motor y de su antigüedad, será mejor unos u otros, ya que además de estos tres tipos, existen subtipos con aditivos y diferentes viscosidades. Lo más recomendable siempre será ceñirse a las recomendaciones dadas por el fabricante a la hora de elegir el tipo de viscosidad. Así no tendremos problemas con el motor.

Aceites para motor minerales

Son los aceites más tradicionales, que están hechos a partir de aceites minerales. El rendimiento de este tipo de aceites a día de hoy se ha visto limitado con los nuevos motores, ya que los requisitos son cada vez más exigentes. Lo que limita el rendimiento de los nuevos motores y su eficiencia energética.

Aceites para motor sintéticos

Este tipo de aceites están completamente fabricados sintéticamente , adecuando los componentes óptimamente para su uso en motores y se trata de aceites con el mejor índice de rendimiento, protección a la corrosión, limpieza de motor, antifricción y arranque en frío ya que normalmente, este tipo de aceites sintéticos incluye una serie de aditivos que mejoran sus propiedades, esto mismo ocurre con los semisintéticos.

Son los aceites para coches con los más altos estándares de calidad. Su duración es la más prolongada, así que no se necesitará realizar tantos cambios como sucedería como con los otros tipos.
Esta es la opción más recomendable para motores de última generación, si lo que deseamos es un motor eficiente y duradero.

Aceites para motor semisintéticos

Este tipo de aceite se trata de aceite mineral mezclado con componentes sintéticos y aditivos. Es el paso intermedio entre los dos tipos anteriores. En general, mejoran las cualidades del aceite mineral, haciendo que el motor arranque mejor en frío así como también lo mantienen limpio y protegido ante la corrosión y el desgaste como ocurre con los sintéticos puros.

Viscosidad y estándares de calidad. Normativa SAE e indicador API.

Si miramos una etiqueta de un aceite para coche, veremos que se reflejan diferentes números y letras. Lo que nos indican cada una son los diferentes grados de viscosidad, tanto a temperatura ambiente como en funcionamiento, así como también nos indican los estándares de calidad por los que ha pasado.

Normativa SAE

La SAE (Society of Automotive Engineers o, en español, Sociedad de Ingenieros del Automóvil) es una organización enfocada en la creación de estándares de calidad para la industria automovilística y de transporte.

Las denominaciones de aceite SAE son, por ejemplo, “5W30” o “20W50”. La primera parte del número, es decir, “5W” indica la viscosidadad a temperaturas bajas (W de Winter, invierno en inglés) y la segunda parte, el “30” nos indica la viscosidad cuando el coche está en funcionamiento y el motor ya caliente. Cuanto más alto el número, más temperatura se necesitará para llegar a un grado de viscosidad óptimo para el mejor. Cuanto más bajo el primer número, indicará una mayor facilidad en el arranque. Pero esto no quiere decir que busquemos sólo el de menor numeración. Cada coche le convendrá una viscosidad así como también dependerá de la zona en la que residamos. Un aceite demasiado líquido podría ser contraproducente para el motor.

Normativa API

La API (American Petroleum Institute, o en español, Instituto Americano del Petróleo) es la principal asociación comercial de EEUU, que representa a 400 corporaciones de la industria del petróleo.

La normativa API es una clasificación de los estándares de calidad mínimos de los aceites para coche.

Indicador API aceite

Como podemos observar en este cuadro de la PQIA (Petroleum Quality Institute of America), la normativa API hace su clasificación a través de dos letras. La primera indica el tipo de motor: los motores de gasolina con una “S” y los motores diésel con una “C”. La segunda letra indica el nivel de calidad. Cuanto más alta sea esta segunda letra, más nos acercaremos a los aceites más modernos. La letra usada a día de hoy es “N”. Con lo que una etiqueta que refleje “SN” nos indica que estamos ante un aceite para motor de gasolina moderno (de 2011 hasta hoy) con los estándares de calidad más altos a día de hoy. En el caso de los diésel es CJ-4 (2006 en adelante).

En resumen ¿Qué aceite para coche necesito?

El que tu fabricante recomiende para tu coche. Es conveniente respetar la recomendación del fabricante porque existen casos especiales de coches que necesitan un tipo de aceite específico para que el motor disfrute de una vida útil plena.

Hay que tener en cuenta que si el coche tiene ya unos años o tiene mucho uso, puede que sea necesario incluirle un aceite algo más espeso que lo recomendado originalmente por el fabricante, dado que el motor con el tiempo acaba teniendo holguras y si usamos un aceite demasiado líquido, se colará por las holguras y acabará quemándose más rápido. Y en cuanto a la viscosidad en frío (el primer número) muchas veces será más recomendable que sea un poco más bajo para mejorar el arranque del coche en frío y que el aceite llegue a todos los rincones del motor cuando está apagado.

Aunque siempre lo más recomendable es buscar y llevar tu coche a un taller en donde tendrás un asesoramiento profesional, en donde purgarán y reciclarán todo el aceite ya usado y podrán cambiarte también el filtro del aceite, para alargar la vida de este y hacer que funcione óptimamente. Actualmente, en Grupo Sadeco disponemos de una oferta de cambio de aceite para coche y filtro de aceite.

¡Estamos seguros de haber aclarado tus dudas sobre el aceite para tu coche !