Mantener un coche parado durante mucho tiempo

Saber cómo mantener un coche parado durante mucho tiempo se ha vuelto una tarea casi obligada entre todos los conductores debido a la actual situación del país. No debes descuidarlo si no quieres sorpresas cuando todo vuelva a la normalidad.

Mantener un coche parado durante mucho tiempo

Sabemos que la situación requiere de un esfuerzo por parte de todos, y por ello, si no es totalmente indispensable, no deberías utilizar tu vehículo. Así que aquí van una serie de consejos para cuidar de tu coche incluso cuando lo vayas a dejar sin uso un tiempo prolongado.

Recomendaciones cuando vas a dejar el coche sin usar

Debido a esta situación, creemos que vendrán bien una serie de recomendaciones ahora que vas a dejar el coche sin usar un tiempo prolongado… o, al menos, lo normal es que no lo vayas a usar con tanta frecuencia.

Con estos trucos podrás mantener un coche parado durante mucho tiempo. La mayoría de ellos están relacionados con realizar un especial cuidado a los elementos del coche con mayor riesgo durante la inactividad.

Batería

Las baterías de coche es, sin lugar a dudas, la parte de tu vehículo que más se ve afectada. Si su estado no era muy adecuado o estabas pensando apurar su vida útil, tendrás que plantearte cambiarla. Y es que con el desuso, si no estaba en condiciones óptimas lo más probable es que se descargue por completo, impidiéndote arrancar el motor cuando vayas a hacerlo. Por ello es aconsejable (siempre en la medida que se pueda) desconectar el borne negativo.

Si el coche es muy nuevo o no quieres realizar maniobras de electrónica que comprometan su funcionamiento, puedes optar por un mantenedor de batería. En el caso de que tengas que realizar viajes de fuerza mayor, con arrancarlo cada 15 días (por ejemplo cuando vayas a hacer la compra necesaria) será suficiente.

Revisa depósito y líquidos

Lo más habitual es que seamos siempre previsores con la cantidad de combustible que nos quede en el depósito. En este caso, no es menos importante. Procura que haya suficiente (si no al máximo, en torno a la mitad) por dos motivos. La primera es que, en caso de una urgencia, no tendrás que buscar una gasolinera. Y la segunda, también importante, para prevenir que el tanque que aloja el combustible no se deteriore.

En cuanto a los diferentes líquidos, es buena idea dejar el depósito de aceite vacío. No obstante, si no has podido hacerlo, será recomendable que lo cambies cuando vuelvas a rodar con tu vehículo. Lo mismo sucede con el anticongelante: si no estás seguro, lo mejor es que los cambies cuando reanudes la marcha.

Neumáticos

Es probable que pienses que se trata del elemento del coche que menos desgaste va a sufrir mientras está parado. Sin embargo, no es así. El hecho de no estar activo no implica que se produzca la pérdida de aire de los neumáticos. Por lo tanto nuestro consejo es que se dejen en torno a los 2,8 de presión habitual.

Si dispones de un manómetro puedes hacerlo sin necesidad de circular con tu coche. Por eso siempre desde Grupo Sadeco te hemos dado consejos para revisar la presión de los neumáticos.

Protege de la intemperie tu coche

Como tu vehículo va a estar parado un tiempo, lo mejor es que se encuentre lo más protegido posible. Y eso lo puedes conseguir de dos formas diferentes. Por un lado, asegúrate que tu vehículo queda «bajo techo», como en tu garaje.

Por otro lado, si además le puedes cubrir con una funda de tela transpirable será mucho mejor. No solo evitarás que se empolve la superficie, sino que protegerás el tinte de la carrocería ante la suciedad.

Limpia tu vehículo

A la hora de mantener un coche parado durante mucho tiempo, no sabes exactamente durante cuánto estará inactivo. Por eso no solamente deberás llevarte todos los objetos de valor del interior, sino también dejarlo bien limpio. Además de por evitar olores o humedad, hay otra razón aún más importante.

En estos tiempos que corren mantener higienizado, desinfectado y limpio tu coche es fundamental para prevenir problemas de salud.

Arranca cada cierto tiempo

Arrancar cada cierto tiempo el coche, aunque no se circule con él, siempre es beneficioso. Entre otras cosas para que los componentes no se endurezcan y los engranajes estén lubricados y no se oxiden.

Aunque solamente sea para que se haga contacto o se dé una pequeña vuelta por el garaje, evitará que la inactividad perjudique a tu vehículo. Entre otras cosas para que la batería no se descargue y los elementos electrónicos se pongan en funcionamiento (elevalunas, aire acondicionado…).

Realiza tus revisiones puntales en tu taller Sadeco cuando volvamos a la normalidad

Cuando este periodo excepcional acabe y nuestros talleres vuelvan a abrir, recuerda que deberás llevar tu coche a alguno de nuestros centros para comprobar que todo está en orden. Incluido tu revisión Pre ITV para tu mayor tranquilidad si es que se aproxima la fecha de revisión.

Mientras tanto, ahora que ya sabes cómo mantener un coche parado durante mucho tiempo, quédate en casa y circula solamente con tu vehículo por razones de fuerza mayor.