Cómo conducir bajo la lluvia con seguridad

Saber cómo conducir bajo la lluvia con seguridad es fundamental para cualquier conductor que se precie. Es un elemento atmosférico adverso que llega prácticamente sin avisar, y lo mismo puede suceder en verano que en invierno.

Cómo conducir bajo la lluvia con seguridad

Hay que tomar ciertas medidas de precaución para conseguir una conducción segura en este estado. La lluvia no solamente afecta a la distancia de frenada como factor fundamental. También puede provocar mala visibilidad en caso de ser intensa e incluso derrapes. Descubre las claves para conducir con lluvia intensa.

Consejos para conducir en días de lluvia de manera totalmente segura

Para conocer cómo conducir bajo la lluvia con seguridad necesitas saber una serie de consejos o precauciones a tener en cuenta. Aumentarán la seguridad tuya y de quienes te acompañan y además evitarás que el coche sufra durante el trayecto o las maniobras.

Si ya te hablamos de los consejos para conducir adecuadamente tu coche más aún debes prestar atención en el caso de que se incrementen los inconvenientes en el caso de lluvia.

Reduce la velocidad habitual

Reducir la velocidad es básico, puesto que el terreno se vuelve más resbaladizo y es más complicado mantener el control del vehículo. No hay que arriesgar a la hora de correr y circular ligeramente por debajo de las velocidades establecidas.

No solamente podrás mantener mejor la dirección de tu coche, sino que además la frenada será más sencilla, suave y con mayor tiempo de reacción. Por lo tanto, se trata de aumentar la seguridad y tomar precauciones.

Aumenta la distancia de seguridad

Mantener una distancia de seguridad con respecto al vehículo que tienes delante siempre es un consejo primordial que avisa desde la Dirección General de Tráfico. Hay que tomar esta medida mucho más en cuenta, si cabe, cuando hablamos de la calzada bajo la lluvia.

Tienes que pensar que este hecho incrementa la distancia de frenada enormemente. Y, además, tenemos que evitar el “efecto spray” (agua pulverizada que sale de las ruedas del coche de delante e impacta en el parabrisas). Así es que, por todo ello, y tal y como recomienda RACE, has de aumentar al doble la distancia de seguridad con respecto al coche que circule delante de ti.

Cuidado con el aquaplaning

Cada vez que hay lluvia intensa siempre aparece el temido aquaplaning para todos los conductores. El coche se desliza sobre la capa de agua de manera recta y los neumáticos pierden totalmente la adherencia. Para ayudar a evitar este efecto ayuda mucho tener unos buenos amortiguadores de coche.

¿Pero qué más hacer ante esta situación? Lejos de frenar bruscamente, debemos levantar el pie del acelerador, reducir  velocidad con suavidad y agarrar firmemente el volante. Hay que recordar, también, que es básico que los neumáticos se encuentren bien hinchados. Si tienes dudas echa un ojo a estos consejos para revisar la presión de los neumáticos.

Evita todo tipo de zonas comprometidas

El peligro y los inconvenientes no solo se encuentran en esas zonas de charcos. Intenta no pasar por aquellos lugares resbaladizos con las señalizaciones de pintura blanca en el asfalto o corrientes de agua localizadas.

Solamente crearán complicaciones a tu conducción y es posible que en alguno de estos lugares pases ciertos apuros. Como bien suele decir, es mejor prevenir que curar.

Hazte más visible en todo momento

Hacerse visible es un aspecto fundamental cuando vamos con nuestro vehículo. En el caso de lluvia intensa, cuando la visibilidad se reduce notablemente debido al cielo nublado, es más importante circular con las luces adecuadas.

No te confíes de tu limpiaparabrisas, ya que a efectos de luz y seguridad, todos los vehículos agradecerán poder verte en el menor tiempo posible desde larga distancia.

Mucha suavidad y sin movimientos bruscos

Una conducción brusca nunca suele traer grandes ventajas. Más si cabe en entorno de lluvia, donde la suavidad, la atención y el cuidado cobran especial protagonismo. Con un giro brusco de volante podrías hacer un trompo, con una frenada fuerte tras volantazo podrías derrapar y acelerando deprisa perderás tracción.

Como ves, no son ninguna las ventajas y sí varios los inconvenientes. Abandona los movimientos bruscos, al menos, con el asfalto mojado y el clima de esta manera.

Revisar todos los elementos fundamentales del coche para los días de lluvia

Además de tomar precauciones también es fundamental saber que todos los elementos de tu vehículo se encuentran en condiciones óptimas. Es esencial para vigilar el agarre, mantener la estabilidad y conseguir la frenada adecuada.

Neumáticos de alta calidad

Te contamos cómo elegir los mejores neumáticos de coche si estás buscando tener siempre la máxima calidad. Recuerda que es el punto más importante en el que vehículo y asfalto entran en contacto. El esfuerzo de buscar los mejores siempre te va a merecer la pena.

Pastillas de freno adecuadas

De nada vale tener unos grandes neumáticos si las pastillas de freno no están en buen estado y te toca cambiarlas. Saber cuándo cambiar las pastillas de freno también es importante. Así tendrás el mejor frenado posible para evitar accidentes, además de, como decimos, vigilar aspectos como la velocidad y la distancia de seguridad.

Conoce el estado de tus amortiguadores

Cualesquiera que sean los tipos de amortiguadores para coche que tengas o tus favoritos, es otro elemento que incide directamente en este tipo de climatología sobre el asfalto. Recuerda que unos amortiguadores de coche en mal estado incrementa la distancia de frenado en un 35% y reduce la duración del neumático un 25%.

Revisa tus neumáticos al mejor precio para que no te pille desprevenido

Ya has visto todas las claves para saber cómo conducir bajo la lluvia con seguridad. Especialmente destacable la importancia de los neumáticos en este sentido. Son el punto más importante que une calzada y vehículo, por lo que has de tener los mejores.

Por eso te recomendamos que encuentres las mejores ofertas para comprar neumáticos online con montaje, válvula y equilibrado todo incluido. La lluvia ya no será un problema para tu vehículo ni para la seguridad de los tuyos.</