Cómo usar bien las luces del coche

En los periodos en los que los días se hacen más cortos, saber cómo usar bien las luces del coche resulta determinante para una correcta conducción. Hacernos visibles en la calzada es uno de los aspectos fundamentales en la seguridad vial.

como usar bien las luces del coche

Existen diversas situaciones en las que debemos hacer uso de las luces… y hay otros en los que no o, al menos, no de un determinado tipo. Por ello te explicaremos en esta pequeña guía a utilizar adecuadamente los faros del coche.

Claves para un uso correcto del alumbrado del vehículo

Cuando circulamos por carretera, especialmente en los momentos de una menor luz en la calzada, es indispensable hacernos visibles a los demás usuarios de la vía. Sin embargo, no vale de cualquier manera, ya que pueden existir riesgos como el deslumbramiento. Aquí tienes una breve guía de cómo usar bien las luces del coche.

Asegúrate de que la altura de las luces es la correcta

Esto es un aspecto básico casi antes de cualquier otro. En muchas ocasiones la altura de las luces no es la que debería de ser y eso provoca dos inconvenientes:

Si los faros están muy bajos, no nos van a proporcionar la visibilidad adecuada. Esto hará que al circular por carretera no tengamos la suficiente luz para poder circular e incluso anticiparnos a posibles obstáculos.

Si están muy altos, provocarán deslumbramiento a los demás usuarios. Tanto a los que circulan por el mismo sentido en la vía como los de sentido contrario en carreteras de ambos carriles.

¿Cuándo se pueden desajustar? Si el maletero va muy cargado y se ha hecho un viaje con el coche lleno de ocupantes y equipaje.

Y si no estás seguro o crees que se encuentran en mal estado, en Grupo Sadeco puedes realizar la revisión y el mantenimiento oficial de coche.

Reconoce correctamente el uso de los distintos tipos de luces

Esto te puede parecer extraño pero, ¿sabes realmente cuántos tipos de luces tienes disponibles en tu vehículo y para qué y en qué momento debes emplear cada una de ellas?

POSICIÓN

Se encienden automáticamente cuando arranca el vehículo y se mantienen para las cortas, las largas y las antiniebla. No se debe circular solamente con ellas, y se deben mantener si de noche nos paramos en calzada, arcén o en condiciones de visibilidad reducida.

cortas

Denominadas comúnmente de cruce, son las habituales en entorno urbanos y especialmente útiles para que los conductores podamos ver lo que tenemos delante, por lo que su uso es obligatorio de noche. Además, debes usarlas durante el día al cruzar túneles o cuando las condiciones meteorológicas sean adversas. Por ello este tipo de luces se hacen indispensables mantenerlas casi a lo largo de todos los días durante el invierno.

largas

También conocidas como las de carretera, porque es en vías interurbanas donde se debe emplear. Su uso queda limitado: solo cuando con las de cruce no hay suficiente visibilidad. Se ha de tener especial cuidado con ellas ya que pueden llegar a deslumbrar a los demás conductores si no se hace un uso responsable. De hecho, te pueden llegar a multar en función de la infracción (200 € por deslumbramiento y 80 € en forma de destellos).

Diurnas

Poco se habla de este tipo de faros a la hora de cómo usar bien las luces del coche. Este tipo de luces están incorporadas de forma obligatoria en todos los vehículos de la UE fabricados desde febrero de 2011, por lo que no todos los vehículos cuentan con ellas. Tienen la particularidad de que solo emiten luz delantera y se conectan automáticamente al arrancar. Por lo tanto ante días de baja visibilidad se deben encender las de cruce.

ANTINIEBLAS

Las delanteras se usan en condiciones claras de visibilidad reducida. Especialmente ante la lluvia y sobre todo la niebla. Se ubican en la parte baja frontal del vehículo y ayudan a distinguir las líneas del borde de la calzada. Además, se puede usar independientemente de si están activadas las de cruce o las de carretera. Hay que distinguirlas de las traseras, que son obligatorias en el caso de poca visibilidad. Se deben encender solo cuando sea estrictamente necesario, ya que podría deslumbrar a los conductores que van detrás.

MARCHA ATRÁS

Se enciende automáticamente cada vez que se activa la marcha atrás. Sirve para avisar tanto a peatones como a conductores de la maniobra que se va a proceder.

FRENO

Funciona de la misma manera que la marcha atrás, pero se enciende automáticamente cuando se pisa el freno. En estos casos, al tratarse además de luces de seguridad, hay que comprobar que funcionan ambas correctamente y no están fundidas.

INTERMITENtes

Situados en ambos lados del volante, su uso no es obligatorio, pero son muy necesarios e imprescindibles para la circulación. Esto ya te lo indicamos anteriormente como una de las claves sobre cómo conducir correctamente. Sirve para avisar de tu intención de giro a los demás conductores y en muchos casos previene de accidentes.

EMERGENCIA

También llamados warnings, al presionar sobre el botón del triángulo del cuadro de mando se activan los cuatro intermitentes a la vez. Sirven para avisar al resto de conductores si tienes el coche parado (parada en calzada o arcén) o en movimiento (avisar de un peligro al resto).

Enciende las luces adecuadas para cada situación

Una vez que sabes que todas las luces funcionan correctamente y tienen la altura ajustada, debes ponerlas en práctica de forma adecuada. Esto dependerá de ciertas situaciones, ya que no se pueden usar las mismas luces para todo. Éstas son las claves de cómo usar bien las luces del coche.

Con clima adverso

Cuando la meteorología no acompaña, hay que volverse aún más visible en carretera. Con lluvia, niebla intensa, nevadas… no solo deberás usar las largas si estás en vías insuficientemente iluminadas, sino además acompañarlas de las antiniebla. Si solamente es lluvia y la vía está bien iluminada, bastará con las de cruce. En caso de encender las antiniebla, recuerda que las traseras deslumbran a quien vaya detrás. Por eso hay que adaptar las luces en función del clima.

para facilitar la visión y la intención a otros conductores

Las luces no solamente sirven para que veamos, sino para que los demás nos vean. Por ejemplo haciendo uso de los intermitentes, que aunque no son obligatorios, son indispensables: avisan de nuestros movimientos en la conducción. Girar a un determinado carril o permanecer en otro en autopista con la intención de adelantar. Además de encender las de emergencia para coches estacionados en doble fila. Así desde lejos los demás conductores podrán ver  fácilmente la situación de la calzada.

En función de las características de cada calzada

No todas las carreteras son iguales ni ofrecen la misma situación de visibilidad. Por tanto deberás adaptar las luces, no solo en función del clima, sino de las características de cada calzada. Las de cruce deberán estar encendidas de noche siempre, independientemente de la vía, al igual que al entrar en los túneles. Además se deben encender las largas cuando en vías interurbanas no se vislumbre adecuadamente el trayecto.

Estudios sobre el uso de las luces

¿Aún crees que no es importante saber cómo usar bien las luces del coche? Has de saber que hasta la DGT ha advertido sobre ello en varias ocasiones. Por ejemplo, un vehículo sin luces se detecta 100 metros después que uno negro sin ellas.

A esto se le añade otro factor, y es que estos meses son los de menos cantidad de horas de luz solar. Anochece antes y, por lo tanto, se deben encender con mayor premura. En concreto, apenas llega a las 10 horas de luz natural, si se trata de un día despejado.

Revisa al completo tu vehículo con Grupo Sadeco

Ahora que ya sabes cómo usar bien las luces del coche, esperamos que hagas un uso responsable de las mismas. Ver y hacerse ver resulta crucial en la carretera, pero no es el único factor importante en tu seguridad.

Recuerda que ya te comentamos en su momento cuándo realizar la revisión del coche en el caso de que notes alguna anomalía en tu vehículo. Acércate a cualquiera de nuestros talleres y asegúrate de que tu vehículo está en plenas condiciones para circular por la calzada. Así evitarás multas y aumentarás tu seguridad.