Cómo conducir con altas temperaturas

Saber cómo conducir con altas temperaturas en pleno verano siempre es algo útil y necesario para cualquier conductor. Además del sol, hay otros factores de riesgo que pueden complicar tu viaje.

como conducir con altas temperaturas en verano

En este caso te hablaremos de las precauciones que debes tomar cuando el termómetro marque cifras exageradas de calor. Presta atención a una serie de recomendaciones mientras conduzcas con las típicas olas de calor.

Consejos para combatir el calor en el coche

Es evidente que es mucho mejor ponerse al volante si se cuenta con factores favorables para ello. Sin embargo, especialmente en las vacaciones de verano, puede que nos encontremos frente a un clima exagerado por las altas temperaturas. Por ello, para conocer cómo conducir con altas temperaturas, asegúrate de cumplir con una serie de pautas.

Aire acondicionado en perfecto estado

Recargar el aire acondicionado es algo obligado para que se mantenga en perfecto estado. De hecho, que pueda funcionar correctamente es la primera y más lógica premisa. Y es que conducir en verano sin ello es una de las mayores locuras que puedes cometer, especialmente en viajes largos.

Si no sabes cuándo recargar el aire acondicionado, aquí te indicamos algunas  pautas.  Por menos cálido que sea el clima de tu destino, durante el trayecto puedes experimentar fuertes subidas de temperatura. Por lo tanto, asegúrate de que no hay problemas para disponer del aire en tu coche.

No obstante, recuerda que su uso eleva el consumo del coche (un tercio aproximadamente), por lo que hay que saber utilizarlo bien. Con más de 50km/h, tenlo siempre encendido.

Mantenimiento correcto del vehículo

Pero no solo es importante el aire acondicionado, sino también otros elementos. El líquido refrigerante y el aceite van prácticamente de la mano en su relación con el motor del coche. Pero también un freno defectuoso no te permitirá frenar en terrenos de peor estado. Realizar una revisión mecánica es fundamental.

Por eso, saber algunos consejos para el mantenimiento del coche en verano te ayudarán a que tu vehículo se encuentre a punto. No solamente en el aspecto técnico, sino también evitar otras cuestiones menos habituales pero igualmente fastidiosas. Por ejemplo, que nos pille la fecha con la documentación caducada o sin otro par de juego de llaves del coche por si se dañan en la playa.

Continua hidratación

Si la hidratación ya de por sí es fundamental en verano, cuando conduces lo es aún más. Ten siempre a mano una botella de agua para beber poco a poco. Insistimos en que sea agua y no otro tipo de bebida por dos razones principales.

La primera porque cualquier bebida carbonatada te puede provocar malestar de estómago. Y en segundo lugar porque todo aquello que actúa de estimulante genera una alteración del estado mental, nada conveniente cuando se conduce.

Recuerda, además, que si bebes de golpe demasiado vas a sentirte hinchado y eso tampoco contribuye a tu comodidad. Puede, incluso, que tengas que interrumpir el viaje en dirección a un área de servicio para poder ir al baño.

Por ello, es mejor aprovechar en los estipulados 20 minutos de descanso cada 2 horas que recomienda la DGT para evitar la fatiga.

Buenos hábitos y calma en carretera

En nuestra guía de consejos básicos para conducir en verano por carretera podrás encontrar una ampliación sobre esto. Básicamente, debes mantener la calma en carretera y tener unas costumbres correctas de cara al volante.

Ropa cómoda (pero ni se te ocurra conducir en chanclas o descalzo), con un buen descanso para mantenerse despierto o conocer de antemano tu ruta son algunas de las claves para que el calor tampoco te atormente. Además, si sabes elegir bien las horas a las que conducir (las de menor temperatura a lo largo del día), podrás superar con éxito cualquier ola de calor.

Cuida tus neumáticos en verano con Grupo Sadeco

¿Crees que solamente se combate el calor dentro del coche? Presta mucha atención a la importancia de comprobar tus neumáticos antes de vacaciones. Las ruedas de tu vehículo también sufren con las altas temperaturas, y no son un elemento que merezca menos tu atención.

De hecho, los neumáticos desgastados se agravan aún más con las altas temperaturas. En primer lugar porque el asfalto adquiere una temperatura mayor de lo habitual. Esto, lógicamente, hace sufrir más al neumático. Esto, además, se potencia con las largas distancias recorridas, lo que le obliga a un mayor esfuerzo y, en el caso de que ya de por sí se encuentre desgastado, provocaría un mayor consumo por parte de tu vehículo.

Ahora que ya sabes cómo conducir con altas temperaturas, no esperes más. Revisa ya el estado de tus neumáticos con Grupo Sadeco en cualquiera de nuestros talleres.

Y recuerda que pues comprar neumáticos online al mejor precio con nosotros para tener las ruedas de tu coche a punto durante este verano.