Cómo circular a 30 km/h para evitar averías

Debido a la nueva normativa implantada por la DGT en materia de tráfico por ciudad, ya es importante saber cómo circular a 30 km/h para evitar averías en tu vehículo. Sin embargo, con ello también hay que vigilar la manera de conducir en el entorno urbano para evitar problemas derivado de ello.

como circular a 30 km/h

Esta nueva medida busca reducir la contaminación en este tipo de zonas y, sobre todo, hacer de ellas un espacio más seguro para todos: peatones, ciclistas y conductores. No obstante, este límite de velocidad de circulación tampoco está exenta de inconvenientes para tu coche.

Qué problemas puede provocar circular a 30 por ciudad

En diversas ocasiones se ha venido avisando desde la DGT de la importancia de circular a 30 km/h en ciudad. Especialmente en los tramos en los que se aplica de calles con un solo carril por sentido. Según la entidad, el peatón reduce hasta en cinco veces la probabilidad de sufrir un atropello mortal.

Sin embargo, esta nueva velocidad delimitada en estos tramos puede acarrear una serie de averías en elementos clave de tu vehículo, sobre todo si es de transmisión manual en lugar de automática. Y es que se aumenta la probabilidad de tener una avería en alguno de los componentes del vehículo que te indicamos a continuación.

Embrague

Uno de los dos elementos que, sin duda, más sufrirá debido a esta nueva normativa. Entre otras cosas porque el embrague tendrá que trabajar un mayor número de veces, al aumentar las ocasiones en que tendremos que realizar el proceso de introducir las marchas. También se suma a ello la mala práctica de algunos conductores de dejar, por sistema a una velocidad reducida, el pie sobre el embrague. Además, su desgaste será menor conforme menos revoluciones se le someta.

Ten en cuenta que, a la hora de preguntarnos cuánto dura el embrague del coche, debes tener algo siempre presente: el desgaste de este elemento es inevitable. No obstante, sí que puedes realizar una serie de prácticas para cuidarlo y prolongar su vida útil como ya te comentamos en su momento. No obstante, si necesitas comprobar su estado, puedes hacerlo en cualquiera de tu taller Sadeco más cercano, y proceder al cambio de embrague si así fuera necesario.

cómo saber si tengo el embrague gastado

En este caso, podemos saber si el embrague está mal prestando atención a un par de detalles. Por ejemplo, si se notan ruidos extraños al embragar cuando antes no se producían, o si tenemos demasiada dificultad para meter la marcha. Otro de los detalles que nos pueden indicar si el embrague está desgastado o en un estado deteriorado si patina o existe cierta dureza.

Filtro de partículas

El segundo aspecto por el que debemos preocuparnos en cuanto a cómo circular a 30 km/h es sobre el estado de un elemento tan fundamental como costoso: el filtro de partículas. En primer lugar, es fundamental porque es el encargado de rebajar o reducir en cierta medida las emisiones contaminantes que salen por el tubo de escape del coche. ¿Cómo funciona? Mediante un proceso químico, cuando se alcanzan altas temperaturas, el filtro quema las sustancias más sólidas y nocivas, expulsando materia menos dañina al exterior.

Pero para que este proceso se lleve a cabo, el coche debe circular durante unos minutos a una velocidad más elevada, cosa que no puede suceder en entorno urbano circulando a dicho límite. Y no solo es importante por esto, sino también para que se pueda limpiar el propio filtro y no se obstruya. De hecho, la sustitución de esta pieza no es barata, por lo que debemos mantenerlo vigilado, aunque no sea de las averías de coche más frecuentes.

cuándo forzar la regeneración del filtro de partículas

Lo ideal es que te fijes en los indicadores luminosos del habitáculo de tu vehículo. Un filtro de partículas obstruido no solo supondrá un grave problema, sino que además de no estar limpio, no tendrá la tan importante efectividad a la hora de expulsar menor contaminación de tu coche. Es importante prestar atención, como decíamos, al cuadro de mandos interior: si se enciende el testigo del filtro de partículas, quiere decir que deberás forzarlo a una regeneración o limpieza, antes de directamente sustituirlo, pues es más caro que estas otras operaciones.

Frenos

Otro elemento que supone un inconveniente de forma colateral que, aunque no está tan afectado como los otros dos, sí que se va a resentir también: los discos y pastillas de freno. Al tener que circular a esa velocidad es fácil que podamos rebasar la velocidad permitida, y por lo tanto tengamos que usar el sistema de frenado de forma más continuada que circulando a 50. Y con los frenos sucede muy parecido al embrague, ya que son pedales y, cuanto más uso se les dé, más rápidamente será su desgaste.

Los discos van a sufrir más debido a que no se pueden refrigerar de la forma correcta ni por tiempo ni por actividad, al someter al sistema a un uso muy continuado de ello.

Síntomas de discos y pastillas de freno gastados

Aquí encontramos una importante lista, de la que destaca sobre todo un pedal demasiado duro, con poco recorrido de vuelta, excesiva carrera e incluso vibración. En definitiva, toda aquella anomalía que, por evidente, resulte extraña en el sistema de frenado de nuestro vehículo.

Mayor gasto de combustible

Dentro de todos los inconvenientes, éste pudiera parecer el menos malo, aunque igualmente perjudicará a tu bolsillo. Conduciendo a esa velocidad inevitablemente se va a producir un mayor gasto de combustible que si se mantiene una velocidad constante con el coche.

Se emplean marchas muy cortas, el vehículo se encuentra muy revolucionado y además se requiere forzar la regeneración del filtro de partículas para que no quede obstruido y pueda funcionar correctamente. Todo ello conlleva rellenar antes el depósito.

Consejos para conducir a 30km/h en ciudad de forma adecuada

Saber cómo circular a 30 km/h para evitar en gran medida estas averías ya se ha convertido en un objetivo de muchos conductores. Especialmente para cumplir con la normativa actual de la Dirección General de Tráfico. Entendemos que puede llegar a ser algo complicado, especialmente al principio, y por ello aquí te damos una serie de recomendaciones.

Circula a altas revoluciones en carretera

Para solventar el problema con el filtro de partículas, si realizas sucesivos viajes urbanos a esta velocidad y de una duración no muy prolongada, lo mejor es que salgas de vez en cuando a carretera. Durante unos cuantos minutos y a una velocidad superior, en torno a los 70 km/h, le darás tiempo a que pueda alcanzar el calor necesario para quemar esas sustancias contaminantes. Al mismo tiempo, estarás haciendo una limpieza para evitar su obstrucción.

Cuida con buenas prácticas tu embrague

Esto es algo que te comentamos en su momento y que conviene recordar. Ya que, inevitablemente, vas a someter al embrague de tu coche a un mayor desgaste, conviene ser cuidadoso al menos con la forma en que se usa por el entorno urbano. Meter correctamente las marchas, no dejarlo pisado continuamente…

Anticípate a lo que suceda con precaución

En general, cuando hablamos de cómo conducir bien tu coche, siempre se remarca el hecho de prestar atención a la vía por la que se circula, ya sea en entorno urbano o interurbano. Con ello no solamente podrás cuidar mejor los elementos que te hemos citado anteriormente (evitando, por ejemplo, frenazos bruscos), sino también un excesivo desgaste de tus ruedas que te hagan comprar neumáticos online antes de tiempo.

Acostúmbrate a no rebasar la velocidad

Procura ser constante también al mantener esta velocidad. De lo contrario, estarás más pendiente del velocímetro que en prestar atención a lo que sucede delante de ti al circular.

Revisa el estado de tu coche en Grupo Sadeco

Ya has visto que es importante saber cómo circular a 30 km/h en ciudad debido al cambio de normativa. Pero como te hemos explicado, esto te puede llegar a provocar una serie de inconvenientes en tu coche.

Por eso, si notas algún tipo de problema relacionado con lo que te hemos comentado, acude a tu taller Sadeco más cercano. Cuándo realizar la revisión del coche.